Cómo hacer una quiniela ganadora

Las quinielas son una tradición entre los fan áticos del deporte, especialmente aquellos que sienten una pasión excesiva hacia un equipo en particular.

Se trata de las típicas apuestas en que los observadores pronostican quién o qué equipo va a ganar y hasta con la puntuación específica de ello.

No obstante, al tratarse de un juego de azar en el que además estás arriesgando tu dinero, lo mejor sería tener un plan de respaldo para no perderlo ademas de utilizar un casino online de confianza, ganajugando termino siendo uno de los que mas confianza genero en España

En este sentido, hemos recopilado una lista de consejos útiles que si bien no te garantizan una ganancia, sí una mejor administración en inversiones.

Estudia el deporte

ganajugando

Especialmente cuando se trata de destrezas en ciertas disciplinas deportivas, desde el fútbol hasta las carreras de caballo, las estadísticas pueden convertirse en un gran aliado para asegurar tu ganancia.

Cabe destacar que no es una norma axiomática, los resultados pueden cambiar en cualquier momento dependiendo de las condiciones: suspensión o lesión del mejor jugador, cambio de caballo o jinete, otros.

Dicho de otra forma, se trata de un estudio en actualización constante no solo de los resultados pasados sino de todo lo que acontece a medida que se desarrolla la temporada del deporte en que quieras apostar.

Especialízate en uno

Aunque diversificarse en diferentes áreas de inversión pudiera traer grandes ganancias, como mínimo deberías contar con una memoria eidética y tiempo libre de sobra para estar al tanto de todo en cada disciplina.

Esto tiene que ver con conocer cada equipo o jugador y su potencial, estar al tanto de las estadísticas de cada deporte y noticias relacionadas –y sin confundirlas entre sí– asistir a todos los partidos y eventos, y demás.

Lo ideal es que te concentres en un deporte que te interese de verdad y te concentres en él. Luego, puedes añadirle ligas y otros agregados relacionados de los que estés seguros que puedes darle la suficiente atención.

Haz pausas periódicas

Que te gusten las apuestas no significa que siempre sea necesario que participes en ellas, sobre todo si no estás realmente seguro de que haya una buena posibilidad de ganar.

A lo sumo, cuando se trate de un partido entre dos equipo, tal vez puedas aplicar alguna variable doble para garantizar que de un modo u otro vas a obtener una ganancia condicional.

Sin embargo, no tomes en poco el valor de ser por un día un simple observador, tal vez apostar en tu interior y quizás decepcionarte porque habías acertado o agradecer que no fuera.

Administra tu presupuesto

Tal vez esté de más decirlo pero vale la aclaratoria: apuesta lo que puedes y estás dispuesto a perder, no el 100% de lo que posees; es azar, podrías perder.

No obstante, este consejo se trata de estudiar las opciones de apuestas, la cantidad de dinero que puedes obtener por la mínima inversión y cuántos ganarán.

Otro consejo dentro del mismo es que dentro de ese porcentaje de tus ingresos que apartas para apuestas, no apliques 100% a la segura, divide entre varias.

Apuesta por el local

¿Qué te gusta más el otro equipo y sus estadísticas son favorables? Puede ser cierto pero quizás no has tomado en cuenta el impacto psicológico que ser el equipo local pueda generar.

Para empezar cuenta con el apoyo de una gran mayoría entre el público, ya conoce el terreno de juego, de hecho es posible que se trate del mismo lugar donde hacen su entrenamiento.

Sin embargo, esta no es una norma general –comprobada pero inconsistente– solo se trata de un punto que vale la pena considerar antes de poner en juego tu dinero en lo que es “seguro”.

Menos vicio, más diversión

Por último, dos reglas de oro: no siempre ganarás pero aun así puedes disfrutar, es un juego; no te conviertas en un adicto a las apuestas, será dañino para tu salud y finanzas.